Probation Services - Supervision

Adult Supervision

Rashad Shabaka-Burns, Director, Office of Probation Services
Brenda Beacham, Assistant Director, Office of Probation Services
Matthew Grochowiak, Assistant Chief, Adult/Juvenile Supervision
Phone: 609-815-3810
Fax: 609-777-3100

Hours of Operation
Monday-Friday
9 a.m. - 5 p.m.

Mailing Address
Supervision Services
P.O. Box 987
Trenton, NJ 08625

About the Program

Probation is a sentencing alternative to incarceration that allows selected offenders the opportunity to serve a criminal sentence in the community under the supervision of a probation officer. Probation supervision allows offenders the opportunity to remain in the community, maintain gainful employment and be a positive asset to their families.

A sentence of probation may require an offender to pay fines or restitution or to seek counseling for substance abuse or family problems. Probation officers also arrange for and monitor community service work that is often required of offenders. Probation Officers also enforce the orders of the court by requiring probationers to submit to drug screening, alcohol/drug abuse treatment, mental health counseling, perform community service, obtain employment, attend school or training and pay court ordered fines and penalties.

Additionally, officers perform field and home visits while also requiring the offenders to report to them on a regular basis in a controlled and secure environment. When an offender is determined to be non-compliant with his or her conditions, they are returned to court for corrective sanctions.

Juvenile Supervision

Rashad Shabaka-Burns, Director, Office of Probation Services
Brenda Beacham, Assistant Director, Office of Probation Services
Matthew Grochowiak, Assistant Chief, Adult/Juvenile Supervision
Phone: 609-815-3810
Fax: 609-777-3100

Hours of Operation
Monday-Friday
9 a.m. - 5 p.m.

Mailing Address
Supervision Services
P.O. Box 987
Trenton, NJ 08625

About the Program

Juvenile Supervision is a dispositional alternative that offers juvenile offenders the opportunity to remain in their own community under the supervision of a probation officer who monitors their compliance with the rules and conditions imposed by the Family Court Judge. These rules and conditions may include completing treatment, paying restitution and fines, and achieving educational goals. The probation officer works with the parent/guardian, treatment provider and school to ensure that the juvenile successfully completes the term of probation and is rehabilitated.

Intensive Supervision Program

Rashad Shabaka-Burns, Director, Office of Probation Services
Cara Kurtz, Chief, Intensive Supervision Program
Phone: 609-815-3810
Fax: 609-777-3100

Hours of Operation
Monday-Friday
9a.m. - 5p.m.

Mailing Address
Intensive Supervision Program
P.O. Box 974
Trenton, NJ 08625

About the Program

The New Jersey Judiciary, Office of Probation Services operates what is known as the Intensive Supervision Program, or ISP, which has proven successful in rehabilitating serious offenders. Under ISP, offenders who are sentenced to state prison may apply to a panel of judges for release into this special monitoring and supervision program. To be eligible, applicants must demonstrate the willingness and ability to adhere to the program's strict guidelines.

ISP provides a structure in which certain offenders, sentenced to state penal institutions in the traditional fashion, are afforded an opportunity to work their way back into the community under intensive supervision. The program requires that offenders present a plan that their return to the community will result in a positive social adjustment and will not jeopardize the public’s safety. By no means is the Intensive Supervision Program a “slap on the wrist”. It is, as the name implies, “intense”. For that reason, this program is not suited for everyone facing a prison term, and success is not assured. But for those who do succeed, participation can be a life altering experience.

Features of the New Jersey Intensive Supervision Program:

  • A participant plan for life in the community (work, study, community service, etc.). Extensive client contacts and drug testing;
  • Full-time employment, or vocational training requirements;
  • Community Service requirements;
  • Strict Curfew requirements;
  • Drug , Alcohol and Psychological counseling when necessary;
  • Mandatory payment towards court fines, fees and penalties, restitution;
  • The use of the best contemporary technologies and programs for managing cases

Juvenile Intensive Supervision Program

Rashad Shabaka-Burns, Director, Office of Probation Services
Dawn Mason, Chief, Juvenile Intensive Supervision Program
Phone: 609-815-3810

JISP Northern Regional Office
John N. Thomas, Regional Supervisor
31 Clinton Street – 5th Floor
Newark, NJ 07102
Phone: 609-815-3810 ext: 17011

JISP Southern Regional Office
Ajisa Campbell, Regional Supervisor
101 Haddon Avenue – Suite 460
Camden, NJ 08103
Phone: 856-756-3440



About the Program

The New Jersey Judiciary, Office of Probation Services operates what is known as the Juvenile Intensive Supervision Program, or JISP which has proved successful as an alternative to commitment for juveniles charged with criminal behavior. JISP is an option for Family Court judges, who begin the acceptance process with a referral. First degree dispositions, those involving Megan Law sex offenses and arson in the current offense are ineligible to participate.

JISP receives referrals from Family Court judges in each of the vicinages, conducts admissions investigations and fully explains the program requirements to the youth and family to determine the potential for a JISP candidate to succeed in the program. The typical supervision periods is eighteen months, at the discretion of the Family Court Judge.

The Juvenile Intensive Supervision Program provides a community-based rehabilitative alternative to commitment and probation. The program is more restrictive than traditional juvenile probation, with requirements including frequent home, school and community contacts, curfews, family involvement, and counseling. As with other juvenile probationers, the families of JISP participants are required to join with JISP to help youth achieve success.

Attendance in school and/or work is required and monitored, as well as participation in community service when ordered. Curfews are enforced, as is attendance in support groups, substance abuse and mental health treatment when indicated. Effort to pay court ordered fines and restitution to victims is required.

The program provides positive reinforcement for individual success, while protecting the community by enforcing court orders with sanctions for noncompliance. Rewards extend from reduced curfews to early release from JISP for participants who demonstrate exceptional progress. Graduation ceremonies take place in family court and are enjoyed by judges, families and the youth as a positive celebration in the courtroom.

Servicios de Libertad a Prueba – Supervisión

Supervisión de Adultos

Rashad Shabaka-Burns, Director, Office of Probation Services
Brenda Beacham, Assistant Director, Office of Probation Services
Matthew Grochowiak, Assistant Chief, Adult/Juvenile Supervision
Phone: 609-815-3810
Fax: 609-777-3100

Hours of Operation
Monday-Friday
9 a.m. - 5 p.m.

Mailing Address
Supervision Services
P.O. Box 987
Trenton, NJ 08625

La libertad a prueba es una condena alternativa que brinda a ciertos infractores la oportunidad de cumplir su condena penal en la comunidad bajo la supervisión de un oficial de libertad a prueba. Una condena de libertad a prueba puede requerir que un infractor pague multas o una restitución, o que busque ayuda profesional debido a su abuso de sustancias o a problemas familiares o de salud mental. Los oficiales de libertad a prueba también organizan y vigilan el trabajo de servicio comunitario que a menudo se requiere de los infractores. Los oficiales de libertad a prueba recaudan de los infractores más de $20 millones al año por multas impuestas por los tribunales.

La Unidad de Supervisión de Adultos supervisa a todos los infractores puestos bajo libertad a prueba o colocados bajo supervisión por el tribunal Superior, el Municipal y el de Familias. Como una alternativa al encarcelamiento, la supervisión de la libertad a prueba les concede a los infractores la oportunidad de permanecer en la comunidad, mantener un empleo remunerativo y ser un valor para sus familias.

El mandato dado a un agente de supervisión es hacer cumplir las órdenes del tribunal. Para lograrlo, se requiere que las personas puestas bajo libertad a prueba se sometan a pruebas de detección de drogas, a tratamiento por el abuso de alcohol o drogas, a psicoterapia para la salud mental; realicen servicios a la comunidad, obtengan empleo, asistan a la escuela o a programas de capacitación, y paguen las multas y penalidades ordenadas por el tribunal. Además, los agentes realizan visitas de campo y visitas a los hogares mientras que también requieren que los infractores se presenten periódicamente en un ambiente controlado y seguro. Cuando se determine que un infractor no está cumpliendo con sus condiciones de libertad, tiene que volver al tribunal para la imposición de sanciones correctivas. También se pueden expedir y ejecutar órdenes de detención por incumplimiento de la libertad a prueba cuando se haya determinado que se requiere una intervención inmediata para la protección tanto del infractor como de la comunidad.

La Unidad de Supervisión de Adultos actualmente ejerce la supervisión sobre diversos niveles de clasificación, lo cual se consigue a través de equipos con funciones específicas dentro de la Unidad. Estas funciones incluyen la supervisión general, la entrevista de admisión y asignación, los servicios a la comunidad, los cobros, y toda una variedad de supervisiones especializadas.

Supervisión de Menores

Rashad Shabaka-Burns, Director, Office of Probation Services
Brenda Beacham, Assistant Director, Office of Probation Services
Matthew Grochowiak, Assistant Chief, Adult/Juvenile Supervision
Phone: 609-815-3810
Fax: 609-777-3100

Hours of Operation
Monday-Friday
9 a.m. - 5 p.m.

Mailing Address
Supervision Services
P.O. Box 987
Trenton, NJ 08625

About the Program

La Supervisión de Menores es una alternativa de disposición en el Tribunal Superior, Parte de Familias, que ofrece a los infractores menores de edad la oportunidad de permanecer en su propia comunidad bajo la supervisión de un oficial de libertad a prueba que vigila su cumplimiento con las normas y condiciones impuestas por el Juez del Tribunal de Familias. Estas condiciones pueden incluir completar un tratamiento, pagar una restitución y multas, y lograr metas educativas. El oficial de libertad a prueba trabaja con el padre/la madre/el tutor, el proveedor de tratamiento y la escuela para asegurar que el menor finalice con éxito su período de libertad a prueba y se rehabilite.

La Unidad de Supervisión de Menores es una división del Departamento de Libertad a Prueba que es parte del Poder Judicial del estado de Nueva Jersey. Esta Unidad se especializa en la supervisión de todos los menores puestos bajo libertad a prueba o aquellos para quienes el Tribunal de Familias ha diferido la disposición. Además, los agentes de libertad a prueba supervisan a menores que han sido puestos bajo libertad a prueba en otros condados o estados y se han trasladado al Condado de Atlantic/Cape May.

La rehabilitación es la filosofía de la supervisión de menores. Los agentes tienen la responsabilidad de hacer cumplir las órdenes del tribunal mientras que al mismo tiempo elaboran planes específicos para el caso de cada menor. Estos planes se desarrollan sobre la base de las necesidades de los clientes y sus familias. El objetivo final es que cada menor termine con éxito su período de libertad a prueba permaneciendo libre de arrestos.

Para alcanzar esta meta, el agente de supervisión vigila a los jóvenes en todos los aspectos de su vida, que incluyen, pero no se limitan, a la asistencia a la escuela y el comportamiento escolar, el empleo, la vida familiar/doméstica, el abuso de sustancias/alcohol, la salud mental y los problemas de comportamiento. Los agentes se reunirán periódicamente con los padres, los funcionarios de la escuela y los proveedores de tratamiento para abordar las necesidades del menor. Los agentes de libertad a prueba son activos en la comunidad y no solamente realizan visitas a las escuelas y los hogares, sino que también desarrollan colaboraciones comunitarias valiosas con los departamentos de policía y los centros familiares. Se utiliza un sistema de sanciones graduadas para abordar los incumplimientos y reorientar un comportamiento negativo.

El número de casos de menores se organiza tanto geográficamente como por la matrícula escolar y se han desarrollado grupos de casos generales y casos especializados para tratar las diversas necesidades de los clientes menores bajo supervisión. Además de la supervisión de los casos, el personal de libertad a prueba enseña un programa titulado Programa de Impacto sobre las Víctimas, el cual constituye una opción de sentencia para el Juez. Dicho personal también planea dos proyectos de servicio a la comunidad cada mes para ayudar a que los menores cumplan con sus requisitos de servicio a la comunidad.

Programa de Supervisión Intensiva

Rashad Shabaka-Burns, Jefe
Cara Kurtz, Chief, Intensive Supervision Program
Phone: 609-815-3810
Fax: 609-777-3100

Hours of Operation
Monday-Friday
9a.m. - 5p.m.

Mailing Address
Intensive Supervision Program
P.O. Box 974
Trenton, NJ 08625

El Poder Judicial de Nueva Jersey también opera lo que se conoce como el Programa de Supervisión Intensiva (Intensive Supervision Program), o ISP, que ha tenido éxito en la rehabilitación de los infractores que han cometido delitos graves. Según el ISP, los infractores condenados a prisiones estatales pueden solicitar de un panel de jueces que los liberen a este programa especial de vigilancia y supervisión. Para reunir las condiciones necesarias, los solicitantes deben demostrar una buena disposición y la capacidad de obedecer las pautas estrictas del programa.

El Programa de Supervisión Intensiva de Nueva Jersey proporciona una estructura en la que, a determinados infractores sentenciados a instituciones penales del estado en la forma tradicional, se les brinda la oportunidad de reinsertarse en la comunidad bajo una supervisión intensiva. El programa requiere que los infractores presenten un plan para su reinserción en la comunidad, que ofrezca a una Junta de Selección y a los jueces de una Comisión de Modificación de Sentencias, una seguridad total de que el resultado será un ajuste social positivo sin poner en peligro la seguridad del público. De ningún modo el Programa de Supervisión Intensiva representa sencillamente una reprimenda. Es “intenso”, como su nombre lo implica. Por ese motivo, este programa no es apto para todos los que enfrentan una pena a prisión y el éxito no está asegurado. Pero, para aquellos que en efecto tienen éxito, la participación puede ser una experiencia que les cambie la vida.

Características del Programa de Supervisión Intensiva de Nueva Jersey:

  • Un panel de tres miembros es responsable de seleccionar a los solicitantes y recomendar su colocación en el ISP a una Comisión de Modificación de Sentencias para su consideración y acción
  • Una junta asesora con miembros profesionales y legos de los sectores público y privado
  • Una práctica de sentencia por medio de la cual los participantes ganan su la liberación al programa y deben continuar demostrando al personal y a la Comisión de Modificación de Sentencias que se debe permitir que permanezcan en el programa
  • Un plan del participante para la vida en la comunidad (trabajo, estudios, servicio comunitario, etc.)
  • Extensos contactos con el cliente y pruebas de detección de drogas;
  • Empleo a tiempo completo o requisitos de capacitación vocacional;
  • Requisitos de servicio a la comunidad;
  • Requisitos estrictos de toque de queda;
  • Asesoramiento psicológico y sobre drogadicción y alcoholismo, cuando sea necesario;
  • Pago obligatorio de las multas del tribunal, costas y penalidades, así como de restitución;
  • El uso de los mejores programas y tecnologías contemporáneos para la administración de causas.

Programa de Supervisión Intensiva de Menores

Rashad Shabaka-Burns, Director, Office of Probation Services
Dawn Mason, Jefe
Phone: 609-815-3810

JISP Northern Regional Office
John N. Thomas, Regional Supervisor
31 Clinton Street – 5th Floor
Newark, NJ 07102
Phone: 609-815-3810 ext: 17011

JISP Southern Regional Office
Ajisa Campbell, Regional Supervisor
101 Haddon Avenue – Suite 460
Camden, NJ 08103
Phone: 856-756-3440



El Programa de Supervisión Intensiva de Menores (JISP) se implementó en respuesta al Grupo de Trabajo sobre Menores, la Justicia y los Tribunales de la Corte Suprema de Nueva Jersey como una estrategia para intervenir con rapidez contra la delincuencia juvenil mediante una supervisión intensiva en la comunidad.

El programa de supervisión intensiva de menores (JISP) está situado dentro de la División de Servicios de Libertad a Prueba de la Oficina Administrativa de los Tribunales de Nueva Jersey (AOC por sus siglas en inglés). El programa JISP es una opción de disposición para los jueces del Tribunal de Familias de todo el estado que buscan alternativas a la detención de los infractores juveniles considerados en riesgo de reincidencia. Se considera una alternativa a la reclusión en los casos juveniles moderados y severos. Las disposiciones de primer grado y aquellas que tienen que ver con delitos sexuales e incendio premeditado en el delito presente no reúnen actualmente las condiciones para poder participar. Algunos infractores selectos son expuestos a técnicas de rehabilitación más estrictas que la libertad a prueba para menores, pero menos rigurosas que la detención o la reclusión.

El JISP recibe a infractores referidos por los jueces del Tribunal de Familias de cada una de las vecindades y lleva a cabo investigaciones de admisión para determinar el potencial de éxito de un candidato en el programa JISP. Antes de la disposición, un informe evaluativo que contiene recomendaciones se somete a la revisión del Tribunal de Familias e incluye todas las condiciones especiales para tratar problemas individuales, como por ejemplo el asesoramiento. Los períodos de supervisión son asignados y modificados según el poder discrecional del juez del Tribunal de Familias.

El JISP trabaja en cooperación con el Tribunal de Familias y las agencias comunitarias para proporcionar servicios de apoyo para ayudar a los participantes y sus familias. Estas relaciones vitales ayudan a conectar a los participantes con los servicios educativos y de salubridad necesarios que incrementarán su potencial de éxito.

El JISP requiere un “contrato” de admisión entre el participante, su familia y el tribunal. Los equipos de supervisión del JISP constan de un Funcionario de Servicios del Tribunal 3 (CSO3), el cual realiza la supervisión directa de los participantes asignados, y un Funcionario de Servicios del Tribunal 1 (CSO1), que proporciona apoyo y cubre la supervisión según sea necesario. El equipo trabaja cooperativamente bajo la dirección del Supervisor Regional del JISP para vigilar el cumplimiento con las condiciones impuestas por el tribunal, desarrollar recursos comunitarios y asistencia a los participantes y familiares para satisfacer las expectativas del programa.

Se requiere y se vigila la asistencia a la escuela y/o al trabajo, así como la participación en servicios a la comunidad cuando sean ordenados. Se hace cumplir con la hora de queda, así como la asistencia a grupos de apoyo y se requiere un tratamiento apropiado para el abuso de sustancias y para la salud mental cuando sea indicado. Las multas y la restitución ordenadas por el tribunal para las víctimas tienen que ser abordadas. Los jueces pueden modificar las órdenes judiciales de acuerdo con el cumplimiento demostrado de los participantes, medido a través de las recomendaciones de los agentes y los informes sobre el progreso. Los agentes pueden modificar los planes del caso con la aprobación del supervisor sobre la base de las necesidades individuales, que pueden fluctuar.

Todas las actividades de los participantes son registradas en el sistema exhaustivo automatizado de libertad a prueba: Comprehensive Automated Probation System (CAPS).

El JISP fomenta la rehabilitación y se esfuerza para proporcionar una tónica general para un compromiso social positivo mediante una supervisión y vigilancia estrictas. El programa provee un refuerzo positivo para el éxito individual al mismo tiempo que protege a la comunidad haciendo que se cumplan las órdenes judiciales con sanciones por incumplimiento. El programa intenta impartir un sentido de responsabilidad personal entre los participantes mediante una escala graduada de recompensas y sanciones.